¿Cuál es la finalidad de la cata a ciegas?


No, no tienes que taparte los ojos para catar un vino a ciegas, de hecho, la vista es uno de los sentidos que utilizamos para poder catar un vino, si ya tienes en tus manos el Kit de Cata, verás que es un apartado importante en el “indivino” y en el “manual de cata”.

La cata a ciegas, es decir, cuando no vemos la botella de vino que estamos probando -para éste fin te recomendamos los “adivinos”- tiene muchos fans y muchos detractores. Algunos creen que es la única manera de ser objetivo a la hora de catar un vino, de puntuarlo o de describirlo, otros por el contrario, creen imprescindible saber lo que catas para poder opinar con conocimiento.

¿Somos capaces de catar de la misma forma un vino que nos ha costado 5,00€ a  uno por el que hemos pagado 50€?

Existen estudios que dicen que estamos condicionados por muchos elementos a la hora de catar, tales como el precio, la etiqueta, si conocemos al elaborador, si es una variedad que nos gusta… todos éstos elementos hacen que la cata sea subjetiva, pero creo que lo que nos debemos preguntar es ¿cuál es la finalidad de la cata a ciegas? Mi experiencia como catadora y amante del mundo del vino es que me gusta la cata subjetiva, conocer quién está detrás del vino que estoy bebiendo, el esfuerzo que le ha llevado producirlo, una botella única –que no siempre es sinónimo de cara- una variedad desconocida… pero debo reconocer que para aprender y estar atenta a lo que mis sentidos interpretan, la cata a ciegas es la mejor opción, la cata a ciegas para puntuar un vino… eso podemos debatirlo en otro post.

Por lo tanto y contestando a la pregunta, la finalidad de la cata a ciegas es aprender, disfrutar y compartir.

ComparteShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario