Mensaje en una cubitera


Ésta es la imagen más vista en las terrazas de los restaurantes durante el verano y yo me pregunto… ¿por qué dejamos la botella al revés en la cubitera? sí, vale, está claro, porque ya nos hemos acabado el vino y queremos dar un mensaje a quien quiera entenderlo pero, la verdad, a mi no me queda del todo claro si lo que se quiere decir es que queremos otra botella o que nos ha encantado el vino y nos lo hemos acabado o que se mucho de vinos y conozco las reglas del servicio.

Quizá debería replantear la pregunta, ¿es lógico poner la botella al revés en la cubitera cuando nos hemos acabado el vino? bien, aquí la respuesta puede complicarse.

Tal y como yo lo veo, no. Es más, lo considero una tontería fruto de una manía algo anticuada que lo único que nos dice es que en la mesa hay un comensal mayor de 50 años o alguien que se las quiere dar de experto, porque por la misma regla, si lo que queremos es informar al camarero/a de que se nos ha acabado el vino, con aquellas botellas que no necesiten cubitera, una vez acabadas, deberíamos tumbarlas en la mesa o dejarlas caer al suelo o meterlas del revés en una copa.

En fin, volviendo al caso, si es el propio comensal quien rellena las copas de vino de su mesa, será él mismo quien pedirá al camarero/a otra botella si es que así lo desea, por lo tanto no es necesario el “mensaje” de la botella al revés en la cubitera, si por el contrario, es el camarero/a quien sirve el vino a los comensales, tampoco será necesario ya que, obviamente, se dará cuenta de que se ha acabado el vino y preguntará si se desea otra botella.

Personalmente no es una imagen que me agrade, de hecho, me gusta tener la botella encima de la mesa aunque ya no quede vino, porque puede que siga teniendo vino en la copa y quiera mirar la etiqueta o alguna información y si pedimos otra, normalmente un vino diferente, al final de la cena me encanta tener todas las botellas que hemos compartido y que nos han hecho pasar un buen rato y tener una buena conversación porque, por si no te has dado cuenta, ésta es la grandeza del vino en las sobremesas.

Dicho esto, que cada uno se acabe el vino y ¡haga con la botella lo que quiera! y tu ¿qué opinas?

ComparteShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario