¿Por qué catamos?


Esta es una pregunta que me he hecho muchas veces ¿cuál es la finalidad de la cata?.

Si por ejemplo te pregunto ¿cómo es tu casa?, seguro que serás capaz de describirla con todo detalle, incluso podrás decirme a qué huele la despensa, los colores de las paredes, el tacto de las sábanas, la tela de las cortinas, la luz que entra por las mañanas… Cómo lo hagas, es decir, con más o menos adjetivos depende ya de tu manera de expresarte, pero seguro que lo digas como lo digas, yo me llevaré una idea aproximada. Pues la cata de vino sirve exactamente para lo mismo.

Por un lado hay que tener en cuenta que la cata, con sus parámetros y estructura, nos permite definir un vino, eso sí, bajo las percepciones de cada uno, es decir, a parte del color que es algo en lo que se suele coincidir, la capacidad de definir aromas y gustos dependerá sobre todo de la memoria olfativa de cada uno, de los registros aromáticos que podamos tener. En boca, sobre todo, dependerá de la tolerancia que podemos tener a la acidez, al alcohol y a otras sensaciones. Está claro que cuanto más entrenemos nuestra nariz y más vinos bebamos, ampliaremos nuestros registros por lo que seremos más capaces de hacer una definición más rica en adjetivos, en sensaciones, en emociones…

Kit de Cata

Con el Kit de Cata, aprender de vinos es un juego.

Los hay que son grandes poetas a la hora de definir un vino, otros son escuetos y prácticos, algunos hasta son capaces de ponerles cara y sexo, incluso fantasean con las sensaciones y pueden llegar a trasladarnos a una playa del Mediterráneo un día después de la tormenta. ¡Todas las definiciones son bienvenidas! la cuestión es saber a quién se lo estás transmitiendo, porque depende de cómo lo hagas y a quién se lo cuentes… ¡preferirá irse de cañas!

Si estás leyendo este post, espero que tengas en tus manos el Kit de Cata que te ayudará a aprender a catar y en poco tiempo, encontrarás tu manera de expresarte a la hora de definir un vino, que será tan válida como la de cualquier otro, no dejes de compartir tus sensaciones por absurdas o raras que te parezcan, cada uno que se exprese como considere y que disfrute de la cata y del vino en compañía.

ComparteShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario